window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag("js", new Date()); gtag("config", "UA-138690856-1");

Jimbaran, aldea de pescadores y paraíso del marisco

Bali pescado marisco

Disfrutando de la vida diaria de los locales en esa encantadora aldea de pescadores que es Jimbaran…

naturaleza

La primera sensación que experimenté al llegar a Bali fue de caos. Tras recoger mi maleta, salí dispuesta a cambiar algo de dinero, comprar una tarjeta sim local en el aeropuerto y localizar a la persona que me llevaría a mi hotel en Jimbaran.

Había decidido pasar la primera noche en un lugar cercano al aeropuerto para aclimatarme al país y al cambio horario. Aunque las distancias no son largas, con tráfico puedes tardar 2 horas en recorrer los 40 kilómetros de distancia entre Ubud y el aeropuerto. Y después de 18 horas de viaje no me apetecía.

Una vez fuera, lo primero que me encontré fue cientos de personas situados en cuatro o cinco filas paralelas, haciéndose un hueco como podían para hacer visibles los carteles a los recién llegados. Pensé que me iba a ser imposible encontrar a mi conductor, pero en pocos minutos ya estaba subida en la parte delantera de una mini-van con una ofrenda para los dioses en el salpicadero y escuchando a Enrique Iglesias en la radio. Me parecía surrealista estar rodeada de enormes estatuas balinesas, templos, ofrendas a los dioses mientras escuchaba “súbeme la radio”, y me reí.

Eran las 7 de la tarde, ya había anochecido y estaba agotada, pero feliz y con ganas de salir fuera a oler, ver y sentir. Para activarme, tomé un baño en el balcón de mi habitación con vistas a la naturaleza. Ya estaba lista para salir a caminar y cenar en alguno de los famosos restaurantes de pescado y marisco de Jimbaran.

Después de un paseo agradable sorteando ofrendas, entre saludos e invitaciones a entrar en los múltiples restaurantes y a traslados en taxi, como ya había anochecido, decidí volver al hotel. En la zona en la que yo me alojaba, que es la más cercana al aeropuerto y al mercado de pescado, es donde se encuentran los restaurantes más caros, pero también los más bonitos, y algunos con espectáculo. Todos ellos tienen el mismo precio y género, así que tan solo tienes que elegir el que más te guste. Hay restaurantes más económicos más al sur, a unos 10 minutos en taxi; el más famoso es Menega café.

Probé el delicioso pescado y marisco en mi hotel, con una deliciosa copa de vino blanco local Sababay y unas relajantes vistas a la piscina. Y terminé el día relajada en unos confortables sofás en la terraza del hotel tomándome un cocktail de invitación y agradeciendo a la vida por todo lo que me estaba dando.

¡Buenos días Bali! Me desperté prontito con la idea de ir a caminar por la playa y ver a los pescadores llegar o partir con sus barcas. Había amanecido nublado, el mar estaba agitado y de la llovizna pasamos a la intensa lluvia. Pero nada me impidió pasear descalza por la blanca arena, la más blanca que encontraras en la isla, desde kedonganan hasta hidden beach. Con la gopro en mano y muchas ganas de empaparme del todo lo que me rodeaba, aunque no tanto de la lluvia, me crucé con surferos, locales paseando, niños correteando, perros ladrando, pescadores intentando partir para afanar o desembarcando la mercancía y mujeres limpiando pescados en el Jimbaran fish market. En definitiva, disfrutando de la vida diaria de los locales en esa encantadora aldea de pescadores que es Jimbaran.

Y es que para mí eso es viajar, es sentirme parte del país, es aprender y compartir su forma de vida.

Desayuné mientras conversaba con un joven y moderno chino que estaba por allí trabajando en la construcción del puente del amor en el sur de Bali (o eso me dijo) y me contaba que Bali es la isla del amor (jajajaja), y partida hacia Ubud.

Si quieres conocer más sobre mis experiencias en Bali o necesitas ayuda para organizar tu viaje o evento en Bali, suscríbete o pregúntame.

Con la mejor de mis sonrisas,

Carmen.

2020-02-09T09:54:27+00:00

Deja tu comentario

Esta página web usa cookies Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. Settings Acepto

Cookies

Pruebas